La Restauración: ¿realidad o sueño?

La Restauración: ¿Una realidad o un sueño?

Cada año hablamos y celebramos La Restauración, un movimiento nacionalista que devolvió a la República Dominicana su independencia el día 3 de marzo de 1865. Este movimiento surgió después que el día 18 de marzo del año 1861 nuestra tierra fue anexada a los españoles por el entonces presidente Pedro Santana. Estando Santiago ocupado por los españoles, un grupo de hombres armados con lo que podían en ese entonces, atacaron sin piedad el día 16 de agosto del año 1863 y devolvieron la independencia a la República Dominicana. En aquel entonces la lucha por la libertad era en contra de los invasores españoles que ya tenían tiempo saqueando y acabando con todo lo que encontraban a su paso; pero nuestra pregunta es si ahora tenemos esa libertad. Hemos venido con los mismos problemas desde aquellos tiempos porque nuestras limitaciones continúan a pesar de los esfuerzos de algunos de nuestros gobernantes, sin embargo, lo que vive nuestro pueblo en los siglos modernos nos lleva a pensar si el esfuerzo hecho por aquellos hombres campesinos ha valido la pena.

Vamos a necesitar nuevos hombres con verdaderos valores, de la talla y la calidad de Gregorio Luperón, Benito Mención, Cayetano Germosén, Filomeno de Rojas, Gaspar Polanco, Santiago Rodríguez, José Antonio Salcedo Federico de Jesús García y Pedro Antonio Pimentel entre otros, para lograr un nuevo resurgimiento de todos los valores que se han ido perdiendo a través de todos estos años.  Necesitamos nuevos hombres con ideas progresistas para todo el pueblo dominicano y no para un pequeño grupo que en este caso pasarían a ser los españoles. La lucha ahora es por lograr la igualdad de condiciones para todos los dominicanos y no para un grupo muy reducido, la lucha es para que el pueblo entienda que no estamos en los mil ochocientos y que no podemos continuar comportándonos como vasallos, la lucha es para que cada dominicano trabaje en la cura de la enfermedad que afecta tanto el desarrollo humano, la cual conocemos como ego y con la cual solo se pone de manifiesto que seguimos comportándonos como herederos de todas las malas costumbres que nuestros colonizadores nos dejaron por un lado y como los colonizados por otro.  Recordemos nuestra Restauración; pero también tratemos de avanzar y dejar de comportarnos como borregos al matadero. Tenemos que recordar el pasado, pero no vivir en él, tenemos que avanzar, tenemos que adaptarnos, tenemos que desarrollarnos para dejara una buena herencia a las futuras generaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here