Fotografía del presidente en oficinas públicas

fotografía del presidente en instituciones públicas

El presidente Luis Abinadel declara no querer fotografía presidencial en las oficinas públicas

Hace unos pocos días leímos que el nuevo presidente de la República Dominicana Luis Abinader se refirió a la costumbre de tener fotografía del presidente en los despachos de oficinas públicas y le sugirió a los funcionarios que en vez de una fotografía del presidente deberían sustituirla por una fotografía familiar. El presidente saliente al inicio de su mandato también se opuso a la fotografía presidencial en las oficinas del estado y aparentemente nadie le puso caso, pues en cada oficina del estado se continúa observando la famosa fotografía del presidente en medio de la pared. Si el presidente dice que no quiere una fotografía suya en las paredes de las oficinas públicas no entendemos por qué un grupo de lambones políticos quieren continuar con la estúpida tradición de la famosa fotografía.

Gracias a dios que el nuevo presidente del país por lo menos le dio una sugerencia de que en vez de su fotografía seria mejor visto que el funcionario la sustituya por una fotografía familiar; quizás la primera vez solo se habló de la eliminación de la foto y no tenían capacidad de pensar que se pondría en ese espacio vacío, por lo menos ahora el nuevo presidente les dio una idea para que no tuvieran excusas para hacerlo. Aplaudimos y apoyamos la sugerencia del Dr. Abinader en este sentido, pues ya es hora de que vayamos dejando de lado las costumbres heredades del sistema burocrático español, quienes llegaron a nuestras islas matando y saqueando todo lo que había en ese momento, violando mujeres, matando niños y robando todo a su paso. La verdad que no se entiende como en este momento aparecen personas a esos niveles del estado dominicano, a las que el mismo presidente del país le presenta la opción de romper un ciclo vergonzoso de nuestra sociedad e insisten de quedarse en él, sin entender que los verdaderos valores sociales están en la manera de actuar y no en la manera de aparentar. Ya que el nuevo presidente les dio la idea, esperamos que los nuevos funcionarios ayuden a romper con esa tradición que endiosa a una persona, enferma la mente del ser humano y eleva el ego, quien es el enemigo número uno del ser humano. Esperamos que esta nueva etapa de funcionarios tenga un mayor grado de respeto por la dignidad de los dominicanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here